page-header
Oleada: marzo, abril y mayo

Estudio de impacto del COVID-19 en el sector del teatro de títeres visual y de objetos

Introducción

Desde el pasado 16 de marzo el sector cultural en su conjunto paralizó su actividad por el Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitara ocasionada por el COVID-19, que ha obligado a un confinamiento de toda la población en sus casas.

Se trata de una pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo de 2020, que ha provocado la muerte de miles de personas en nuestro país a cuyo dolor nos unimos.

Esta situación ha provocado por primera vez algo insólito en nuestra historia reciente: el cierre de los centros culturales y de toda la actividad presencial relacionada con la cultura. El cierre ha sido prorrogado por quincenas y ha llegado hasta la fase actual con el ordenamiento de pautas temporales para la vuelta progresiva y escalada a una relativa normalidad.

El cese de la actividad cultural ha obligado a una inmediata respuesta del sector, concretadas en el documento «52 medidas, firmado por 33 asociaciones de las artes escénicas y la música  y a la vez una adaptación a la excepcional circunstancia que se ha concretado en el traslado de la actividad cultural al mundo virtual. Es evidente que nuestro sistema cultural y en concreto las artes escénicas no están, en su esencia, diseñadas para esta virtualidad.

Sin duda, el sector cultural está entre los segmentos más afectados por la pandemia del COVID-19. A su vez, las empresas y servicios culturales serán los últimos en normalizar su situación, es decir cuando se produzca de nuevo el encuentro con el público en condiciones normales y sin restricciones de ningún tipo.

En este tiempo miles de funciones han sido canceladas, y también cientos de actividades que las compañías del sector realizan habitualmente, direcciones, talleres, clases, construcciones por encargo y un largo etc. En el mejor de los casos, unas funciones se podrán aplazar para otras fechas, pero esta reprogramación ocasionará pérdida de funciones y será necesario compensar al sector con incrementos de actividad de algún modo.

A los retos de superación de la pandemia y a la salida gradual del confinamiento, la preocupación fundamental que todo el sector cultural tiene es el efecto económico de todo esto y su repercusión en la cultura. Los analistas coinciden, en el mejor escenario para España, que el PIB caerá más del 9% en el conjunto del año y habrá un incremento exponencial de parados hasta llegar al 19-20%.

Se apunta además que el déficit público subirá alrededor del 11% del PIB, según sea el comportamiento de la economía, y a una deuda pública de hasta el 110-120% del PIB. Un mal escenario para las inversiones en cultura y en el sector cultural, que se traducirá previsiblemente en incremento 0 para 2021 o quizá algunos recortes auspiciados por la necesidad de compensar el déficit público o atender las necesidades que se consideren urgentes en ese momento.

En Europa, que también nos influirá para el impulso de la economía y la generación de ayudas y estímulos, el producto interior bruto de la eurozona caerá un 7,6% en 2020 y crecerá lentamente a partir del 2021, siempre según los analistas menos «tremendistas».

La situación para la cultura y especialmente para las artes escénicas requiere medidas excepcionales. Algunas se han tomado ya por parte del gobierno, pero hay que destacar que a estas medidas un 25% de nuestro sector no pueden acceder por diversos motivos (no ser autónomos, altas por bolos, imposibilidad de demostrar cierre de actividad…)

El día 28 de abril nuestro gobierno hizo público el Plan de desescalada, con expresa referencia a la actividad cultural. Se trata de una primera previsión de futuro pero que nos permite intuir que puede pasar en nuestro sector.

Si observamos las distintas fases podemos ver que entre el 33% y el 50% del aforo de los espacios será la opción posible de programación cultural, siempre y cuando se pueda garantizar una distancia física entre asistentes de 2 m. Esto que significa en la práctica, que trabajar en función de la taquilla será imposible hasta que no exista una normalidad real, es decir que no existan riesgos de contagio y que además se disponga de una vacuna. Así el público, ya sin ningún miedo volverá a comportarse con total libertad y sin cortapisas. Si las taquillas no van a permitir la reactivación de la actividad escénica, solo queda la vía de programación con ayudas y subvenciones públicas o directamente desde las administraciones.  En cualquier caso hasta que no se pueda recuperar la actividad al 100% de su rendimiento, la situación deberá seguir siendo considerada como causa de fuerza mayor, de manera que las medidas de ayuda tanto laborales, sociales, como fiscales deben seguir siendo vigentes.

Pero hay otro factor más a tener en cuenta, supuesta esta normalidad desde el punto de vista sanitario, que pasará con la seguridad económica y la disponibilidad de ingresos para gastar en cultura y asistencia a espectáculos. Tenemos la información del comportamiento de la población en la pasada crisis que dejó de consumir cultura en un alto porcentaje. La realidad nos demuestra que esta crisis será mucho más dura que la anterior, de modo que la cultura no volverá a ver la luz hasta que no se den dos conjunciones: que exista una vacuna con distribución universal garantizada y que se haya consolidado una recuperación económica que llegue al conjunto de la población. Poner una fecha a ese momento es imposible pero es fácil intuir que no será antes de 2023.

¿Qué pasará hasta entonces? que los espacios y teatros que programan artes escénicas perderán de media un 70% de los ingresos procedentes de la taquilla y estarán para su supervivencia dependiendo únicamente de las ayudas y la financiación pública. Si esta es escasa e insuficiente abocará al cierre de muchos espacios y a la desaparición de más del 50% del sector.

Y es en este contexto en el que desde TïtereDATA, hemos apostado desde el principio porque la administración fuera consciente de la repercusión y adoptase medidas extraordinarias y de emergencia, para el conjunto del sector cultural y especialmente para las artes escénicas cuya razón de ser no permite otra solución que el contacto directo con el público. En este sentido esperamos que se atiendan los requisitos para el sector cultural formulado en la propuesta de «52 medidas, firmado por 33 asociaciones de las artes escénicas y la música para paliar el efecto del COVID-19. Con la realidad actual y el futuro previsible es inexcusable activar y mantener en el tiempo un “plan de choque extraordinario” dotado con fondos suficientes para el sector empresarial de la cultura, autónomos y artistas, hasta que se recupere el nivel de actividad anterior a la crisis.

Los datos de esta encuesta en el sector de los títeres, el teatro visual y de objetos intentan aportar más conocimiento real de la situación de grave excepcionalidad que hay en las artes escénicas y la única manera de ser conscientes de la gravedad del momento.

OBJETIVOS DE LA ENCUESTA DE IMPACTO
  • El objetivo de la Encuesta es conocer con la mayor certeza posible el impacto económico del COVID-19 en el sector del teatro de títeres, visual y de objetos en España.
  • En los cuestionarios y encuestas se ha considerado una primera oleada de información para las fechas de marzo, abril y mayo. Se realizará una segunda oleada para final de año al objeto de valorar el impacto en el conjunto de 2020.
  • Hacerlo era necesario en la medida que hay pocas referencias al respecto o son muy parciales. Hay alguna excepción que se describe en el presente informe en el apartado de antecedentes. Quizá como objetivo indirecto sería bueno unificar estas iniciativas en un único estudio final que podría realizarse al final de año de manera coordinada entre todas las asociaciones de artes escénicas de España. Esto evitaría que los teatros, compañías, festivales y otros profesionales se vean obligados a contestar diversas encuestas con datos duplicados o comunes de los diversos subsectores existentes.
  • Además de los datos cuantitativos que arroja la encuesta se plantea también como objetivo poder realizar en base a estas cifras una aproximación extrapolada del impacto económico real en el conjunto del sector de los títeres, el teatro visual y de objetos, durante el citado periodo, contemplando distintos escenarios posibles desde el más optimista al más pesimista, y utilizando para ello referencias proporcionales corregidas con las diversas variables implicadas.
METODOLOGÍA

  • Los datos han sido recogidos entre el 30 de marzo y el 4 mayo de 2020. Para esta Encuesta TitereDATA ha optado por una metodología basada en varios Cuestionarios Online según tipos y en conjunto dirigidos a toda la población objeto del estudio, el censo total del sector consistente en 475 Compañías, 120 Festivales y 11 Teatros – salas.  (Este dato se conoce gracias al Estudio del Sector de los Títeres, el teatro visual y de objetos en España, que está realizando TïtereDATA, coordinado por UNIMA Federación España bajo la iniciativa de 34 partners del sector y el apoyo de la Dirección General de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura.  Este estudio ha permitido elaborar un censo real tomando como base todas las bases de datos existentes y realizando una depuración concienzuda. (Ampliar información)
  • La invitación a contestar la encuesta ha sido realizada por email personalizado a los responsables de cada entidad, a los cuales se les mandaba los oportunos recordatorios. En esta ocasión se ha planteado unos cuestionarios sencillos que fueran fáciles y rápidos de contestar, pero con las preguntas suficientes para un estudio de impacto urgente.
  • Para la operatividad de los cuestionarios se ha utilizado la plataforma de pago Survey Monkey, que permite recolectar información de manera eficiente para los objetivos del estudio.  Esta plataforma ha sido posible utilizarla por estar en pleno proceso del citado Estudio del Sector.
  • Con un total de 243 contestaciones completas positivas la encuesta para un nivel de confianza del 95%, tiene un margen de error del 4,89%.

ANTECEDENTES

En este periodo de crisis provocado por la pandemia distintos operadores estamos intentando valorar el impacto económico que supone para el sector de las artes escénicas y culturales. En el momento de redactar este informe son aún muy escasos los datos disponibles y que permitan establecer relaciones, citamos algunos procesos y sus impulsores:

1.- Estudio de FAETEDA
FAETEDA realizó un informe, basado en una encuesta sobre el impacto que ha supuesto el cierre de teatros privados, y como consecuencia, de las funciones canceladas de artes escénicas. En ese primer informe se recoge la información de 70 recintos privados, y de 233  compañías, pero donde no se registran datos de Andalucía, Canarias, Castilla – La Mancha, Castilla y León, Comunidad Foral de Navarra, Islas Baleares, La Rioja, País Vasco, Principado de Asturias, Región de Murcia y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

El informe es una primera referencia que nos aporta que en los 70 teatros privados que contestaron esa encuestase han suspendido 4.091 funciones a lo largo de los meses de marzo, abril y mayo, de las cuales, existe la intención de reprogramar un 18% de estas funciones. Se estima por tanto que se estaría dejando de recaudar un total de 68 millones de euros, es decir unos 16.676 € por función. Y por otra parte que a las 233 compañías/productoras privadas de la encuesta de FAETEDA les han cancelado un total de 5.243 funciones con una estimación de pérdidas de 16 millones de euros.

2.- Estudio de la Red Española de Teatros y Auditorios
También la Red ha iniciado una evaluación del impacto de la situación provocada por el COVID-19 en el sector de las Artes Escénicas, encuesta que sigue en proceso.

3.- ASSITEJ España
La Asociación de Teatro para la infancia y la juventud también ha realizado o está realizando una encuesta entre su sector, pero aún no hay datos publicados.

4.- Econcult de la Universitat de València
El equipo de Econcult ha iniciado la fase de encuestas con el objetivo de estudiar los efectos del Covid-19 en las organizaciones de los Sectores Culturales y Creativos (SCC), las medidas y estrategias utilizadas para adaptarse a esos efectos y la disponibilidad de apoyo para la recuperación de un sector clave para la economía.

5.- Otros informes
A lo largo de estos meses diversos observatorios públicos y privados, así como organizaciones profesionales han iniciado diversas encuestas e informes para tratar de valorar, tanto por sectores específicos como en general el posible impacto de la pandemia en la cultura. Seguiremos con interés estos esfuerzos para ir acumulando conocimiento al respecto y poder sacar conclusiones que nos ayuden a afrontar las graves consecuencias de la crisis.

CONCLUSIONES FUNDAMENTALES

  • Las 209 compañías que han contestado la encuesta realizada por TïtereDATA han puesto de manifiesto que les han suspendido un total de 3.508 funciones. Lo que supone unas posibles pérdidas de 2.490.286 €. En el mejor de los casos, de esas funciones se podrán aplazar o reprogramar un 39,8% de ellas, unas 1.396 funciones.
  • Los 29 festivales o muestras que han contestado la encuesta, han suspendido 186 funciones que suponen unas posibles pérdidas de 814.400 €. A estos datos hay que añadir 186 funciones en salas, con un posible nivel de pérdidas de 91.860€
  • Si extrapolamos estos datos al conjunto del sector respecto a las compañías existentes, 475 compañías/artistas, podemos aproximarnos a un escenario real que tendría como opción más optimista una pérdida de 972 funciones y en una opción más pesimista de 5.972 funciones, durante el periodo de marzo, abril y mayo. Respecto a los 120 festivales existentes en la realidad, la opción optimista supone la pérdida de 3.200 funciones y la más pesimista de 4.083 funciones. En el caso de los 11 teatros y salas existentes hablaríamos de 320 funciones pérdidas en la versión optimista y 409 en la pesimista.
  • En la extrapolación de volumen económico de pérdidas respecto a las 475 compañías existentes nos moveríamos entre 411.567€ (versión optimista) y 5.366.886 (versión pesimista). En los 120 festivales la horquilla sería entre 1.600.432 € y 2.490.286 €. Y en los 11 Teatros/Salas la horquilla sería entre 132.000€ y 202.092 euros.

RESULTADOS Y GRÁFICOS DE LA ENCUESTA

Datos generales (Compañías + Festivales + Teatros/salas según los encuestados)

    • Con los datos de las 209 compañías que han contestado la encuesta sabemos que les han suspendido un total de  3.508 funciones en el periodo analizado de marzo, abril y mayo.
    • Para los 29 festivales o muestras en ese mismo periodo han suspendido 1.186 funciones y 186 funciones en salas o teatros.
    • Hablamos administrativamente de un total de 4.880 funciones afectadas, y decimos funciones afectadas y no sumadas ya que tanto las de los festivales como las de las salas pueden estar parcialmente contabilizadas en los datos que aportan las compañías.
    • Las funciones suspendidas suponen para las compañías unas pérdidas de 2.490.286  €.
    • Para los 28 festivales o muestras que han contestado la encuesta, las posibles pérdidas serían de 814.400 €. Y en el caso de los teatros y salas de 91.860€

EXTRAPOLACIÓN AL CONJUNTO DEL SECTOR

Para la extrapolación de los datos de la encuesta de impacto al conjunto del sector para los periodos analizados de marzo, abril y mayo se han tenido en cuenta diferentes variables a la hora de establecer la correlación, ya que no se trataba de hacer una proporcionalidad lineal, siendo necesario encontrar el coeficiente de elevación y valorar diversos aspectos como el tamaño de las compañías, su implantación, las medias de actuaciones por tipos, las medias de cachés por tipos y otros rangos que nos permitieran realizar la extrapolación con los menores índices de error posibles. Se ha podido establecer esta estratificación necesaria gracias a los datos y variables del propio estudio del sector que se está realizando por TïtereDATA y cuyas conclusiones se presentarán y publicarán a final de octubre de este año.

  • Así, si extrapolamos estos datos de la encuesta al conjunto del sector, 475 compañías/artistas existentes, podemos imaginar un escenario real que tendría como opción más optimista una pérdida de  4.972 funciones y en una opción más pesimista de 5.972 funciones.
  • Respecto a los 120 festivales la opción optimista supone la pérdida de 3.200 funciones y la más pesimista de 4.083 funciones. En el caso de los 11 teatros y salas existentes hablaríamos de 320 funciones pérdidas en la versión optimista y 409 en la pesimista.
  • En la extrapolación de volumen económico de pérdidas respecto a las 475 compañías existentes nos moveríamos entre  3.411.567€ (versión optimista) y 5.366.886 (versión pesimista).
  • En los 120 festivales la horquilla sería entre 1.600.432 € y 2.490.286 €.
  • Y en los 11 Teatros/Salas la horquilla sería entre 132.000€ y 202.092 €..
SITUACIÓN EN LAS COMPAÑÍAS

  • En el mejor de los casos, de esas funciones suspendidas se podrán aplazar o reprogramar en opinión de los encuestados un 39,8% de ellas, es decir unas 396 funciones. Lo deseable sería que el 100% de las 3.508 funciones (o las citadas extrapolaciones al conjunto del sector) que se suspendan por el COVID-19 se reprogramen de nuevo.
  • Un 4,8% de los encuestados aún no saben si podrán aplazar o reprogramar sus funciones.
  • Debe tenerse en cuenta que el aplazamiento o la reprogramación en ningún caso significa equilibrar la balanza final de funciones, ya que el espacio ocupado por lo reprogramado no puede ser ocupado por nuevas programaciones. Y todo esto siempre y cuando se ejecute en su totalidad el presupuesto de gasto en artes escénicas previsto para 2020 por las diferentes administraciones públicas. En este sentido también puede contemplarse que se paguen los contratos resueltos por no haber sido posible su aplazamiento, y si no fuera posible, al menos los gastos que dichas suspensiones han causado a las compañías.
  • Para una reprogramación equilibrada y un balance final equilibrado será de vital importancia que las redes y circuitos de las CCAA y otros recursos de exhibición se adapten a las actuales circunstancias, de una manera proactiva.
  • Como puede verse en el gráfico de impacto económico provocado por las funciones suspendidas en el periodo marzo, abril y mayo, las compañías que han contestado la encuesta concretan en casi tres millones de euros las pérdidas que pueden tener, pero si extrapolamos estos datos al conjunto del sector (475 compañías) esta cifra puede llegar en el escenario menos optimista a más de 5 millones de euros.
  • Estas cifras trimestrales para un sector como el de los títeres, el teatro visual y de objetos es demoledora. Igualmente, como luego veremos con más detalle, muchos Festivales y Muestras han cancelado sus programas, algunos podrán retrasarse o celebrarse en condiciones muy especiales. La programación de verano que supone una época de mucho trabajo para un alto porcentaje de los artistas del sector aún está en el aire, pero sabemos que hay miles de funciones ya suspendidas o aplazadas.
  • De modo que la programación para el segundo semestre del año está en general sin concretar y además de la reprogramación pendiente, todo lo que no tenga contratos firmados ahora corre un gran peligro de perderse. A la programación nacional hay que sumar también las suspensiones de giras y festivales internacionales, muy difíciles de aplazar, salvo con compromisos para futuras ediciones, con lo cual este año será de enorme dureza
  • Para paliar estos aspectos además de los citados con anterioridad, deberán ponerse en marcha medidas laborales y las relacionadas con la Seguridad Social, así como otras relacionadas con la financiación de las compañías y empresas del sector, ayudas y subvenciones públicas, medidas de carácter fiscal y otras que fomenten la intensificación de las programaciones de artes escénicas y la participación de la población. Aquellas compañías que no consigan apoyo económico, fiscal o financiero durante esta crisis tendrán un alto porcentaje de posibilidades de desaparecer o cerrar su actividad hasta tiempos mejores.

Medidas para afrontar la crisis por parte de las Compañías y artistas

  • Por su parte las compañías del sector de los títeres para afrontar la actual situación y prepararse para un futuro incierto, duro y complejo, han ido tomando medias, por lo menos el 58,37% de las compañías.
  • Lo que resulta preocupante es que más del 35% de estas compañías, aún no lo hayan hecho y estén esperando a ver cómo evolucionan los acontecimientos, más de un 6% directamente dicen que no han tomado medidas, cuando hay pistas suficientes para valorar la situación como muy grave. Esta pasividad de una parte significativa del sector, más del 40%, nos hace pensar en un cierto pensamiento mágico instalado que no resulta muy profesional.
  • Entre las medidas más evidentes que han tomado las compañías la primera es tratar de convertir las funciones anuladas en funciones aplazadas, así lo intentan casi el 80% de las compañías encuestadas.
  • Reducir gasto corriente durante la crisis es la segunda medida tomada por más del 60% de las compañías encuestadas. La idea puede ser útil siempre que no hipoteque las posibilidades de futuro de la compañía, pero la crisis puede ser un buen momento para reorganizar la compañía, gestionar de manera más eficiente los suministros básicos, Internet, luz, asesorías contables, etc. Pasar definitivamente del papel a lo digital. Proveedores más económicos, eliminar lo improductivo, mejorar el marketing digital y otras medidas diversas pueden ayudar un poco a disminuir gastos durante el periodo de crisis.
  • Con cierta lógica también casi el 40% se plantean solicitar un ERTE, una medida que la declaración del Estado de Alarma ha obligado a muchas compañías que se han decantado por los ERTEs como válvula de escape a esta situación. Las condiciones específicas para los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo aprobados durante la crisis del COVID-19 están recogidas en el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo. De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 16.3 del Real Decreto 1483/2012, la duración del ERTE queda supeditada a la superación de las circunstancias extraordinarias que han motivado su aplicación y este punto deberá mirarse con cuidado ya que el sector cultural será el último en retomar una “relativa normalidad. Los ERTEs permitirán a las empresas y compañías de títeres que los artistas contratados pasen a estar en situación de desempleo, correspondiéndole una prestación equivalente al 70% de la base reguladora de su sueldo durante los seis primeros meses de vigencia del ERTE y del 50% a partir del séptimo mes. El abono de estas prestaciones corre a cargo de la Seguridad Social. Y como este procedimiento se ha activado por causas de fuerza mayor, el artista no “consumirá” su propio paro durante el periodo en que se vea afectado por el ERTE. La ventaja para las compañías es que reducen considerablemente sus costes laborales, y los ERTEs convocados a partir del 29 de febrero de 2020 no requerirán el pago de las cotizaciones sociales de los artistas contratados.
  • La cuarta medida a tomar por las compañías encuestadas ha sido utilizar la línea de avales del Gobierno dentro de las medidas urgentes para autónomos y PYMES. Casi un 30% de las compañías encuestadas optan por esta medida. El Consejo de Ministros aprobó las características del primer tramo de la línea de avales, por importe de 20.000 millones de euros, el 50% del cual se empleará para garantizar préstamos de autónomos y pymes. Esta línea permite a las compañías y empresas afrontar financiación para pago de salarios, facturas, circulante u otras necesidades de liquidez, incluyendo vencimientos de obligaciones financieras o tributarias. La garantía cubre, en el caso de autónomos y pymes, el 80% de los nuevos préstamos y renovaciones de financiación. Las compañías pueden solicitar la garantía para sus operaciones hasta el 30 de septiembre de 2020 dirigiéndose a las entidades financieras con las que el ICO tenga suscrito los correspondientes acuerdos de colaboración.
  • Casi un 30% de los encuestados se plantean de cara al futuro aumentar la promoción de sus producciones con nuevos modos de marketing para tiempos de crisis. Parece una muy buena idea en la medida que puede ayudar a las compañías a dar un salto tecnológico importante y un buen momento para actualizar la compañía en todos los sentidos. Y una garantía de supervivencia. En un mundo que avanza tan rápido, estar bien conectados es de vital importancia, y no solo por el COVID-19 y la situación actual, sino por el crecimiento de nuestro proyecto artístico. Digitalizarse en condiciones siempre es una necesidad, pero éste puede ser el momento adecuado para evolucionar y no quedarnos atrás. Podemos mejorar los recursos digitales y organizativos. En este sentido, con motivo del COVID-19, el gobierno ha puesto en marcha el plan Acelera. Se trata de una serie de medidas con el fin de acelerar el proceso de digitalización de pymes y autónomos. También será importante actualizar la base de datos de clientes, programadores etc. Incluso podemos dar el salto al uso de herramientas de gestión, facturación, administración, gestión de clientes, marketing, segmentación y posicionamiento, etc. que pueden ahorrar gasto corriente con una mínima inversión. También será buen momento para actualizar nuestra Web, o incluso, si se ha quedado anticuada remozarla con un estilo más moderno y acorde a los tiempos. La web es vital como centro de recogida de nuestra tracción y conversión en el trabajo en las redes sociales, además, claro está como lugar de información de nuestras producciones. Y efectivamente repensar la estrategia de marketing y comunicación para adaptarlos a la situación de crisis marcará la diferencia, (marketing online, actualizar nuestras herramientas de correo masivo para evitar caer en el SPAM y poder medir el impacto de nuestras campañas, etc.).

OTRAS MEDIDAS PROPUESTAS POR LOS ENCUESTADOS:

Además de las anteriores medidas que tenían una mayor aceptación, los encuestados han propuesto otras medidas con un menor peso:

  • Suspender nuevas producciones es el planteamiento del 17,39% de los encuestados, si bien algunos plantear solo su aplazamiento.
  • Las opciones con menor consenso son rebajar salarios (6,73%) y rebajar cachés (5,6%)

Recogemos también algunas que en el apartado abierto de la encuesta se han repetido más veces, si bien algunas de ellas ya estaban contempladas en las citadas anteriormente.

  • Hacer propuestas nuevas a los ayuntamientos acordes a la situación
  • Aprovechar el confinamiento para hacer otro tipo de espectáculo más pequeños, baratos y versátiles.
  • Buscar otras formas de financiación cooperativa
  • Buscar otras formas de llegar al público
  • Buscar otro trabajo o cerrar
  • Como siempre diversificar la actividad.
  • Darse de baja de autónomos
  • Estudiar mercados alternativos
  • Hacer espectáculos para espacios no cerrados (calle)
  • Solicitar aplazamiento de hipotecas
  • Preparar nuevos montajes para tiempos mejores
  • Realizar funciones virtuales vía directa YouTube
  • Reorganizar la empresa
  • Transformar el repertorio.

COMUNIDADES AUTÓNAMAS DE LAS COMPAÑÍAS ENCUESTADAS

    • Las 209 compañías que han contestado la encuesta proceden de todas las comunidades excepto Ceuta y Melilla que no tienen ninguna compañía en el censo real del sector del teatro de títeres, visual y de objetos.
    • La proporción de respuestas es relativamente similar a la que se da en el censo real de compañías si bien en algunas CCAA hay desviaciones positivas (Catalunya, Andalucía y Galicia) o negativas (Madrid y C. Valenciana), en el resto no son muy significativas y pueden verse con más detalle en los gráficos adjuntos.
    • Para la segunda oleada de la encuesta a final de año está previsto una explotación de los datos por CCAA para observar los datos de conjunto del 2020.

SITUACIÓN EN LOS FESTIVALES

    • En el caso de los Festivales un 46,4% de los encuestados han pospuesto a otras fechas la realización de los mismos.
    • Un 14,3% los han suspendido directamente, sin plantear su posible aplazamiento.
    • Y un 28,6% aún siguen pendientes de decidir alguna alternativa de qué hacer con ellos.
    • Los 29 festivales o muestras que han contestado la encuesta, han suspendido 186 funciones que suponen unas posibles pérdidas de 814.400 €.
    • Realizada la extrapolación al conjunto de festivales la opción optimista supone la pérdida de 200 funciones y la más pesimista de 4.083 funciones.
    • En los 120 festivales la horquilla de pérdidas estaría entre 600.432 € y 2.490.286 €.

Medidas para afrontar la crisis por parte de los Festivales y Muestras

  • A diferencia de las compañías, los festivales y muestras del sector de los títeres el teatro visual y de objetos no están tomando medidas para abordar la crisis en la que estamos inmersos por la pandemia y sus efectos. Casi un 50% de los festivales encuestados está esperando a ver como evoluciona todo.
  • El resto están tomando medidas, un 34,5% y un 17,2% no están tomando medidas.
  • Para explicar estos datos hay que remitirse a la dependencia casi absoluta de estos festivales de la administración pública, ya sea local, provincial o autonómica y, tanto si son organizados de forma privada, pública o mixta, la financiación en un alto porcentaje depende de subvenciones y ayudas.
  • Entre las medidas más evidentes que han tomado los festivales y muestras la primera es tratar de aplazar el festival a otras fechas, así lo intentan casi el 60% de los encuestados.
  • La segunda en un 40% es aumentar la contratación nacional en lugar de la internacional, un modo de evitar problemas relacionados con las giras internacionales a la vez que se apoya la creación nacional.
  • La tercera medida más apoyada en un 30% es rebajar el número de funciones programadas.
  • La cuarta y muy relacionada con la segunda es aumentar la contratación local en lugar de la nacional en un afán de protección y compensación en tiempos difíciles a las compañías locales, medida que pondrán en práctica el 25% de los festivales encuestados.
  • Reducir gasto corriente durante la crisis es la medida tomada por el 25% de los festivales y muestras encuestados
  • Por último, hay varias medidas con un porcentaje igual (10%) que son solicitar nuevas ayudas a la administración para paliar la actual situación, aumentar la promoción con nuevos modos de marketing para tiempos de crisis y rebajar cachés.

COMUNIDADES AUTÓNOMAS DE LOS FESTIVALES ENCUESTADOS

    • Los 29 festivales y muestras que han contestado la encuesta proceden de 10 comunidades
    • La proporción de respuestas es dispar respecto a la que se da en el censo real de Festivales, en algunas CCAA hay desviaciones positivas (Andalucía, C. Valenciana y Galicia) en el resto no son muy significativas y 7 comunidades no han contestado, pueden verse con más detalle en los gráficos adjuntos.

SITUACIÓN EN LOS TEATROS Y SALAS

Si bien es bastante pequeño el volumen de teatros y salas del sector de los títeres que han contestado la encuesta, 5 de un total de 11 existentes en el censo real daremos los datos más significativos

  • 186 funciones afectadas en salas, con un posible nivel de pérdidas de 91.860€
  • Si extrapolamos los datos en el caso de los 11 teatros y salas existentes hablaríamos de 320 funciones afectadas en la versión optimista y 409 en la pesimista.
  • La horquilla de pérdidas estaría en el caso de todas las salas entre 132.000€ y 202.092€

[/su_list]

MEDIDAS PARA AFRONTAR LA CRISIS DE LOS TEATROS Y SALAS

  • El 100% de los teatros y salas están tomando medidas. Y entre ellas:
  • Solicitar un ERTE -100%
  • Reducir gasto corriente – 80%
  • Aumentar la promoción con nuevos modos de marketing para tiempos de crisis – 40%
  • Rebajar salarios – 20,00%
  • Utilizar la línea de avales del Gobierno de España para autónomos y PYMES – (20%)
  • Rebajar cachets (0%)

FICHA

Estudio finalizado y hecho público el 8 de mayo de 2020 sobre un panel de encuestas realizadas entre el 30 de marzo y el 4 mayo de 2020

Realización: Equipo TïtereDATA
Aprovechando la infraestructura y recursos para el Estudio del sector de teatro de títeres, visual y de objetos en España.

Coordinación: UNIMA. Federación Expaña
info@titeredata.eu | www.titeredata.eu


Volver al principio de la página